domingo, 8 de mayo de 2016

VIERNES DE DOLORES... Y PASION


De nuevo tuvimos que estar pendientes de las lluvias que se anunciaban dispersas y según avanzaba la noche, aun así las hermandades del día salieron por las calles de los barrios de Bellavista, Heliopolis, Pino Montano, Triana y por los alrededores de la Catedral.

Antes de las seis de la tarde ya los numerosos nazarenos de la hermandad del Barrio de Pino Montano se ponían en la calle, ni más ni menos que 600 nazarenos realizaron su particular Estación de Penitencia por las calles de un barrio totalmente entregado, delirio y aplausos a la salida del paso del Señor, Jesús de Nazaret. A la salida del paso de Palio de la Virgen del Amor, la cual estrenaba la restauración de los varales y el dorado de la corona que porta la dolorosa por Orfebrería Domínguez, sonaba la marcha Amor y Esperanza de Alejandro Blanco y dedicada al especial hermanamiento entre esta cofradía y la de la Esperanza Macarena, también en su salida fue recibida por la lluvia que mas nos gusta a los sevillanos, la de pétalos de flores.

La siguiente hermandad que se echo a la calle fue la de La Misión, exornado el paso de misterio por lirios morados, el Nazareno en su encuentro con las mujeres, llevaba una preciosa túnica bordada en oro en la que también se podía ver el bordado de la flor de la “Pasión”, en la parte baja de la misma. Con los primeros sones Cigarreros, y de este andar clásico y elegante llego ante los Ancianos del barrio que lo aguardaban como cada Viernes de Dolores, buscando en la mirada de la Virgen del Amparo, consuelo y esperanza.

En Bellavista se reencontraban los sentimientos, el de la alegría por la gran y encomiable labor de esta hermandad con su Comedor Social fundamental en el barrio, y la repentina perdida de uno de sus colaboradores, el que se entregaba como otros muchos, en sus vacaciones o ratos libres, por los demás, a esta persona iba dedicada la primera levanta de los pasos de los titulares, por el periodista Fernando Carrasco. Pronto el paso del Señor de la Salud y Remedio salía a la calle entre aplausos y comandado por Juan Manuel Martín (hijo), que se estrenaba en el martillo, así como también se estrenaba la crestería superior de la canastilla, y las cartelas del paso de misterio. El palio de la Virgen del Dulce Nombre, también iba de estreno, ya que en la calle central de la candelería llevaba  a la protectora nazarena del pueblo de Dos Hermanas, a la que tanta vinculación tiene también este barrio con la Romería del Valme, la Virgen del Valme ha sido realizada por Antonio Luis Troya, y regalada por la propia hermandad de Dos Hermanas, en madera policromada, dentro de un pequeño templete de plata. También el uno de sus varales un lazo negro con las letras doradas con el nombre del periodista fallecido.

Sobre las ocho de la tarde en Triana se anunciaba su particular Semana Santa, la de su barrio, y con la excepción, nazarenos de ruán negro avanzaban por sus calles completamente en silencio. Su Cruz de Guía, arbórea y con los cuatro cruces de Jerusalén en plata ponía el punto y seguido a la caída de la noche, con recogimiento, el paso del Crucificado de Pasión y Muerte llegaba con un andar aliviado y dejando paso a la trasera, los cuatro hachones encendidos y flores en tonos morados y blanco exornando el paso. Este año la canastilla del paso ya ha sido barnizada, quedando en un tono oscuro. Unas tres horas pudo estar el cortejo en la calle, tras anunciar la Aemet  que a eso de las diez de la noche se esperaban precipitaciones, por lo que la corporación, al igual que el resto de las cofradías recortaron sus itinerarios para prevenir que los cortejos se mojasen, no llegaron a la Parroquia de Santa Ana y decidieron volver a su sede por Pagés del Corro entrando sobre las 22.30 y terminando así su Estación de Penitencia.

Con la salida prevista y realizada sobre las ocho y diez de la tarde el Nazareno de la Corona asomaba por la puerta del Perdón de la Catedral para visitar la feligresía, la noche cada vez se hacia mas fría y desangelada, pero la impresionante talla del Nazareno, con su paso tallado y sus faroles y los cuatros guardabrisas, cada uno en las esquinas sobre los respiraderos encendidos, daba un poco de luz a la noche, exornado con lirios morados y entre nubes de incienso avanzaba por Alemanes en silencio. Abundante su grupo de monaguillos delante del paso y curiosa estampa de víspera que nos dejan los penitentes de esta hermandad que portan las cruces tal y como la porta el Señor, y tal y como veremos al Nazareno del Silencio en la Madrugá.


Aunque finalmente el Viernes de Dolores tubo que terminar antes de los normal, lo importante es que no paso a mas y las hermandades estuvieron a la altura e hicieron lo que tenían que hacer para que nosotros pudiésemos contemplar las imágenes y sus cortejos de la mejor manera posible sin arriesgar y con las ganas e ilusión que ponemos todos los cofrades este Viernes, santoral de todas las Dolores, y que abre las puertas de nuestra Semana Grande….

jueves, 7 de abril de 2016

LA LLEGADA DE LA VIRGEN DE LA MERCED, 50 AÑOS BAJO LA MIRADA DEL NAZARENO DE LA PASION

Desde este pequeño rinconcito cofrade y ya pasado algo de tiempo, en mi memoria presente el aniversario por los 50 años que lleva la Madre de la Merced custodiando a su hijo de la Pasión, Felicitar a sus Hermanos, cofrades y amantes de esta hermandad.

A través de esta efeméride gratamente nos hemos enterado seguramente de que la historia de nuestras hermandades están mas vivas que nunca, me asombra saber que la imagen de la Virgen de la Merced a la que se le daba culto justo hasta 1966 cuando llega la actual, se encuentra en el Convento de las Madres Mercedarias de San José, bajo la misma advocación continua teniendo sus fieles y devotos, incluso se celebra el Rosario por la feligresía, y con intenciones de una fecha para un besamanos, todo organizado por jóvenes cofrades, fue una talla que representaba a Santa Rosa de Lima, donada en 1841, se reformo para ser dolorosa, al parecer la obra es de Pedro Duque Cornejo. Aun cada Jueves Santo hay nazarenos de la Cofradía de Pasión que van a postrarse ante ella, y le rezan antes de realizar su estación de penitencia.



Ya en la Hermandad de Pasión estaban a la busca de una nueva dolorosa para sustituir a la anteriormente descrita, y hace pocas semanas, nos describieron aquellos que lo vivieron, que fue ofrecida la bellísima imagen de la Virgen de la Victoria de las Cigarreras para ocupar ese lugar, increíble pero cierto, os imagináis, Pasión y Victoria, no doy crédito, muy mal lo debían de estar pasando por la fabrica de tabacos para deshacerse de tremenda joya. Finalmente el Cabildo de Hermano la rechazó por increíble que parezca.




Entonces en el taller de Sebastián Santos aguardaba ella, una Dolorosa de rasgos suaves, tiernos, con la mirada entrebaja y con la dulzura que desprende el Señor de Pasión pese a su calvario, su dolor se refleja en esas 7 lágrimas que le recorren las mejillas. Ella si, ella fue presentada ante sus hermanos y ella si, ella llegó para quedarse, y fue bendecida el 26 de Marzo de 1966, por lo que se adquirió a Sebastián Santos Rojas por 65.000 pesetas.




Gracias a los que trabajan por las hermandades a cambio de nada, conocemos nuestra historia, la de la Semana Santa de Sevilla, y sobre todo nos dejan imágenes para una vida eterna.



Bienhallada Señora y Madre de la Merced, que estos 50 años no sean nada para la vida eterna que le espera, y que nunca se resequen esas 7 lagrimas que es el consuelo y el apoyo de tus fieles creyentes, una de ellas….Felicidades


domingo, 6 de marzo de 2016

SANTISIMO CRISTO DE LA SANGRE: 50 AÑOS EN LA CALZÁ





Allá por 1962, el hermano mayor de la Cofradía de San Benito, junto con su junta de gobierno deciden encargar al escultor Francisco Buiza  Fernández la hechura de un crucificado que pudiese sustituir al desaparecido de Francisco de Vega y que fue policromado por Pedro Jiménez, al que se le daba culto desde un año antes de tener sus primeras reglas aprobadas, que fueron el 18 de Julio de 1554, y bajo el nombre del Santísimo Cristo de la Sangre.


Cristo de la Clemencia
Tras 4 largos años de espera, por fin el 6 de Marzo de 1966, y por unas 30.000 pesetas, se hizo realidad el sueño de la Hermandad de retomar sus cultos al amado Cristo de la Sangre, distinto por completo al anterior se ofrece un crucificado de estilo neobarroco, en la que las manos están relajadas ya por no sentir el dolor, y en el que destaca que la cabeza tiene medidas relativamente mayores que el resto del cuerpo así como una policromía unos tonos mas oscuro de lo normal de la época, detalles como la corona de espinas típicas de Juan de Mesa, y con un cierto parecido al Cristo de la Clemencia que tallara Martínez Montañés, Buíza bebe un poco de los maestros del momento para presentar al que hoy es uno de los crucificados mas bellos de la Semana Santa Sevillana.







Desde este pequeño rinconcito, felicitar a los Hermanos de la querida Hermandad de San Benito, por esta efeméride, y que el Santísimo Cristo de la Sangre cumpla muchos años mas, repartiendo Fe cada día en su Barrio de la Calzá y cada Martes Santo por las calles de esta Sevilla Eterna….